El preservativo es el método anticonceptivo de barrera más frecuente para los hombres, con una eficacia del 97 por ciento. Consiste en una funda de látex (u otros materiales sintéticos) que se coloca sobre el pene, impidiendo así el paso del semen y reteniéndolo. Sirve además para evitar el contagio de infecciones de transmisión sexual con una eficacia del 95 por ciento.

Los preservativos se han usado durante toda la historia, datando los más antiguos en la época de los egipcios sobre el año 1.000 a.C. Antiguamente, se confeccionaban con diferentes tipos de telas o tripas de animales y su objetivo era evitar las infecciones de transmisión sexual, más que evitar el embarazo.

Para las mujeres también existe un preservativo femenino que funciona de manera similar y con niveles de eficacia muy parecidos.

Mostrando todos los resultados 3

Mostrar Categorías